Comprar un coche en España

Actualmente en nuestro país, la compra de un coche es la segunda inversión más importante de las familias, tan solo por detrás de la compra de vivienda. Cuando los compradores se deciden, unos pocos tienen claro lo que están buscando, mientras que la mayoría se dirigen al mercado automovilístico con muchas dudas acerca de cuáles son los modelos y extras que encajan con sus necesidades. Por desgracia, y a juzgar por las estadísticas, no es infrecuente que aquellos que ya han adquirido un vehículo, piensen que se equivocaron, especialmente en la elección de los extras.

Cifras europeas

Gracias a los distintos planes PIVE que las administraciones de nuestro país han ido encadenando, España se sitúa en la actualidad como el mercado de la Unión Europea con mejores cifras de crecimiento en el sector. El mercado español crece cerca de 20 puntos más que la media de la Unión Europea, empujando de manera significativa la demanda y mejorando las cifras macroeconómicas de Alemania y el resto países productores. Al mismo tiempo, se atisba una recuperación global del mercado europeo del sector, hecho que favorece a las fábricas instaladas en nuestro país. Alemania, el principal productor de automóviles del continente, ha incrementado su demanda en un 6,6 por ciento en febrero y presenta una tasa de crecimiento ponderada en los dos primeros meses del año de un 4,6 por ciento. Por su parte, el mercado británico sigue su rally alcista y sitúa su tasa de crecimiento en un 12 %, es decir, 76.958 nuevas matriculaciones, mientras que en su cifra ponderada de enero y febrero se queda en un 8,3 por ciento. Francia, la otra gran economía de la eurozona, se apuntó un nada desdeñable 5,3 por ciento, lo que supone para el gigante galo una cifra de 280.754 de automóviles matriculados, dejando su cifra bimensual inaugural del año en un 5.3 por ciento. El mercado italiano crece en torno al 12,3 por ciento.

Todas estas cifras nos ofrecen una perspectiva interesante en el sector para los próximos meses y nos indican que los consumidores creen que es un buen momento para comprar un coche.

Diesel o gasolina

La principal indecisión de los consumidores a la hora de hacerse con un automóvil es la eterna elección entre gasolina o Diesel. En nuestro país, los datos muestran un interés mayor por el segundo, llegando a ser catalogado como “la fiebre española por el Diesel”. A pesar de este hecho, muchos expertos aseguran que el coste extra que supone este tipo de motores, no queda amortizado a juzgar por el número de kilómetros que finalmente hacemos a nuestros vehículos antes de sustituirlos.

Los extras

El verdadero dilema a la hora de elegir el vehículo perfecto que se adapte a nuestras necesidades está en la correcta elección de los extras. A menudo, el problema es que ni los más avezados expertos en el mundo del automóvil pueden dar cuenta de la cantidad de sistemas y distintos acabados detallistas que ofrece cada marca de automóviles. Los expertos avisan a los consumidores de que en cuestión de coches, el diablo está en los detalles, y que conviene ser cuidadoso en la elección de los mismos, tratando de no sucumbir a los encantos que las distintas marcas nos presentan. Un buen consejo en caso de duda es optar siempre por una elección que mejore nuestra seguridad. La mayoría de los extras del pasado como el antibloqueo de frenos ABS, el control de estabilidad ESP o los airbags, han pasado a ser imprescindibles en cualquier coche, algunos incluso por ley. Si la elección entraña una mejora de la seguridad, no solo puede salvarnos la vida, sino que además puede evitar que el vehículo se devalúe muy rápidamente.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *