Consejos para el día del examen práctico de conducir

Consejos para el día del examen práctico de conducir

¿Quién no recuerda el día que aprobó el carné de conducir? Todo el mundo tiene su propia historia, anécdotas para el recuerdo en las que los nervios suelen ser los protagonistas. Y es que se trata de una prueba en la que se ponen en juego nuestra confianza, sangre fría y todos los conocimientos que hemos adquirido durante las clases prácticas recibidas en la Autoescuela. ¿Vas a examinarte en las próximas semanas? ¿Tienes la intención de adquirir la autonomía que tanto necesitas y obtener, por fin, el carné de conducir? Aquí te ofrecemos una serie de consejos prácticos que te vendrán bien el día del examen.

A quien madruga dios le ayuda

Levántate temprano para tener tiempo de sobra para desayunar bien y prepararte tranquilamente. Si tu examen es por la tarde, no comas demasiado al mediodía ni bebas cafeína en exceso. Por supuesto, olvídate del picante y cualquier tipo de comida indigesta. Si tienes el estómago cerrado, prueba a picar unos frutos secos o bien un plátano, una fruta rica en potasio que te ayudará a pensar con más claridad y te aportará la energía que tanto necesitas.

Precaución, amigo conductor

Revisa bien la hora y lugar del examen para asegurarte de que no has confundido el día/hora/lugar. Consulta con tu Autoescuela si tienes cualquier duda. Si te resulta más fácil, queda con alguno de tus compañeros media hora antes para ir juntos al lugar del examen.

No olvides el DNI

Antes de salir de casa asegúrate de que llevas todo lo que necesitas. No olvides el carné de identidad o no podrás presentarte al examen.

No llegues tarde

Dirígete al lugar del examen con suficiente tiempo. Pueden suceder muchas cosas inesperadas por el camino y ¡no querrás llegar tarde! Si por cualquier problema, no llegas a tiempo, trata de llamar con antelación a tu profesor de la Autoescuela.

Keep calm and avoid the panic

Si tienes personas a tu alrededor que están en estado de pánico, evítalas. Los nervios son contagiosos y, pase lo que tenga que pasar, es mejor no adelantar acontecimientos y enfrentarte al examen con la mente despejada. Si eres de los últimos en hacer el examen, quizá oír cómo han transcurrido los exámenes de tus compañeros te ponga más nervioso. Trata de no compararte y olvida las supersticiones. Se trata de conducir y tú sabes cómo hacerlo.

Es mejor prevenir...

Ve al baño antes de que empiece el examen. Quizás seas el último de tus compañeros en examinarte y, como dice el refrán popular, más vale prevenir que curar.

Tú puedes

Si sientes que tu cerebro se ha quedado paralizado, piensa en algo que te relaje, respira hondo y recupera la confianza perdida. Te has preparado a fondo y eres capaz de superar el examen sin problemas.

Preguntar es de sabios

No temas preguntar al examinador antes de comenzar el examen, si tienes alguna duda sobre la prueba. Tu profesor estará allí contigo, así que él también puede echarte una mano con lo que necesites.

 

Ahora ya sólo tienes que subirte al coche, seguir las instrucciones del examinador y poner en práctica todo lo que has aprendido. ¡Buena suerte y nos vemos en la carretera!

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *