Errores comunes al conducir con niebla

Errores comunes al conducir con niebla

Ahora que el otoño ha entrado, puede ser que alguna mañana nos encontremos con niebla al circular con nuestro vehículo. Normalmente, si realizamos una conducción como es debida, no tenemos porqué correr ningún riesgo, pero existen ciertos errores que cometemos y que algunos son sancionables por tráfico.

Hoy en el blog de Shepron, hablamos sobre estos errores y de cómo evitarlos.

Lo que NO debes hacer mientras conduces con niebla:

1.- Usar las luces largas ó de carretera: uno de los principales errores que se suelen cometer, estas luces son tan fuertes que se reflejan en la propia niebla, con lo que nos dificulta la visibilidad a nosotros y a los demás conductores que circulan en sentido contrario.

Las luces a utilizar son las de posición o de cruce. En caso de que dispongas de luces antiniebla usar siempre la delantera pero la trasera no se usa siempre. Sólo se usa cuando no hay peligro de deslumbrar a otros conductores. Por ejemplo, en una retención no se usarían.

2.- No ir muy deprisa dentro de un banco de niebla: muchos conductores aceleran dentro de una zona de niebla, pero esto es un error, ya que el propio conductor no tiene constancia de la velocidad a la que circula porque, si la niebla es muy espesa, no tiene nada que le sirva de referencia para guiarse. Con lo que dentro de una zona con niebla, circula a velocidad moderada.

3.- Evita estacionar en el arcén: estacionar en el arcén puede ser una mala idea, ya que si la niebla es muy densa, tu vehículo no será visible para los demás conductores, con lo que te verán una vez estén encima tuyo. Si has de parar, intenta hacerlo en una zona donde estés seguro de que tu vehículo no estorba o hacerlo en una estación de servicio.

4.- Guarda la distancia de seguridad: esto ha de hacerse tanto con niebla como a plena luz del día. Mantener la distancia de seguridad te ahorrará muchos problemas y muchos sustos innecesarios. Al estar en una zona con niebla, las probabilidades de colisión entre un coche y otro(s) aumenta, con lo que se precavido y guarda las distancias.

5.- No te confíes: aunque estés realizando el mismo recorrido que haces todos los días, no es bueno confiarse, y más si nos encontramos dentro de un banco de niebla. Evita todas las distracciones innecesarias y concéntrate al máximo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *