Autoescuelas online

Autoescuelas online

En una polémica nota, la DGT abre las puertas a la concesión de licencias para las autoescuelas online, a pesar de que hace tan solo unos meses el organismo se manifestó en contra de este modelo de negocio, aduciendo que la interacción profesor-alumno es indispensable para la adquisición del permiso.

Por su parte, numerosas autoescuelas también se muestran contrarias a la posibilidad de que nuevos centros de formación online compitan con ellas, hecho que desde las autoescuelas tradicionales consideran competencia desleal, además de un potencial peligro para las carreteras de nuestro país.

El argumento es el mismo que anteriormente aducía la propia DGT y es que para las autoescuelas: el profesor no es sólo el encargado de transmitir una serie de respuestas acertadas o unos conocimientos teóricos adecuados para pasar una prueba, sino el encargado de transmitir valores y conceptos intangibles, pero muy valiosos en la concienciación de futuros buenos conductores.

No en vano, según las últimas cifras, el número de suspensos ha crecido el pasado año, cifras de las que muchos culpan a la enseñanza online y a los problemas económicos de nuestro país. En España, tan solo un 5 % de los alumnos asisten con regularidad a la autoescuela durante el período de preparación de la prueba teórica, algo impensable en un pasado cercano. Los expertos creen que parte del problema no sólo está en los medios online con los que se cuenta en la actualidad para superar los temidos test, sino que tanto la demografía como la economía estarían jugando un papel importante en este nuevo fenómeno.

Y es que al problema añadido de la competencia online, se suma una población que envejece cada año. Este progresivo envejecimiento merma el número de potenciales alumnos para las autoescuelas tradicionales. Además, las duras condiciones económicas de las familias en años recientes ha motivado que muchos alumnos traten de superar las pruebas con el mínimo número posible de clases, tanto teóricas, como prácticas, a fin de reducir los costes tanto como sea posible.

Aplicaciones para conseguir profesor de autoescuela

Ha aparecido en Francia y amenaza con desembarcar en nuestro país. Se trata de una nueva aplicación con la que profesores de autoescuela autónomos pueden interactuar y ofrecer sus clases de forma directa a potenciales alumnos.

Según parece, el país galo es uno de los más quisquillosos y caros a la hora de obtener el ansiado permiso, por lo que la nueva aplicación está causando furor. El sector de las autoescuelas galas está enfadado, pero lo cierto es que la competencia parece legal, ya que en la bolsa de trabajo de este nuevo ‘nicho de mercado’, los profesores cuentan con las pertinentes licencias para ejercer el trabajo y con el indispensable coche con pedales para el copiloto.

Y es que este fenómeno no es nuevo: Hoteles, agencias de viajes, taxistas y hasta las tradicionales aerolíneas han visto sacudido su modelo de negocio por la irrupción de nuevas formas de relación con el cliente, estrechamente relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación.

Renovarse o morir

Son muy numerosas las autoescuelas tradicionales que han abrazado las posibilidades que las nuevas tecnologías les ofrecen, a fin de no verse desplazadas del negocio. Contenido web personalizado, asistencia telemática a los alumnos, foros y chats para debatir problemas o preguntas del temario y hasta algunas ponen al servicio de sus alumnos aplicaciones móviles. Todo es poco para que los nuevos sistemas no arrasen con el negocio, sin por ello dejar de ofrecer a los alumnos la formación precisa y completa que necesitan para enfrentarse de forma segura a la carretera.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *