Las luces de nuestro vehículo

Las luces de nuestro vehículo

Independientemente de que un individuo tenga o no carnet, el conocimiento básico social nos dice que las luces de un coche no solo sirven para alumbrar la vía por la que se circula, sino también para que podamos ser vistos por otros vehículos, es decir, revelar nuestra posición a terceros por medio de las luces incrustadas en nuestro vehículo.

En el artículo de hoy, en el blog de Shepron, vamos a hablar de las diferentes luces que tiene un vehículo, de cuando utilizarlas y cómo interpretarlas.

Un  alumbrado adecuado en cada vehículo es imprescindible para la circulación, son de vital importancia en situaciones de emergencia, accidentes o al circular por caminos poco iluminados.

Es muy importante revisar todos los componentes de iluminación del vehículo, es decir, luces delanteras, traseras, intermitentes y demás. También es de vital importancia revisar el reglaje de los faros del coche, ya que pueden deslumbrar a los conductores de los coches que circulan en sentido contrario.

La mayoría de los coches suelen tener cinco tipos de luces, las cuales tienen dos funciones. Sirven para que nosotros podamos ver y para que otros conductores nos vean.

 

Luz de cruce o corta

Se usan de noche siempre, en todas las vías e incluso en condiciones meteorológicas adversas. También por túneles y vías poco iluminadas. No es obligatorio pero también se pueden usar de día para mejorar nuestra posición.

 

Luz de carretera o larga

Se usan únicamente de noche, en vías poco iluminadas. Como por ejemplo al circular por autovía, aunque es recomendable cambiar a luz de cruce si otro vehículo viene de frente, aunque haya una mediana de por medio.

 

Antiniebla: delanteras y traseras

Existen situaciones en las que las luces de cruce o de carretera no iluminan lo suficiente. Si tu vehículo va equipado con luces antiniebla, puedes dotar de un “refuerzo” a las luces convencionales. Es muy útil para seguir las líneas del borde de la calzada.

La luz antiniebla trasera, viene diferenciada por un tono rojo intenso, es obligatoria para todo tipo de vehículos excepto para las motocicletas.

 

Luz marcha atrás

Están equipadas en la parte trasera del vehículo, suelen ser una o dos luces blancas y sirven para advertir a los demás vehículos de nuestra maniobra.

 

Luces de posición

Acompañan siempre a las luces largas, cortas y antiniebla. Sirven para indicar la altura y la anchura del vehículo.

 

Por último, vamos a nombrar varias ventajas sobre las luces de conducción diurna.

  • Los vehículos pueden detectarse con mayor facilidad.
  • Es más fácil distinguir entre vehículos aparcados y en movimiento.
  • Los motoristas no resultan tan cegados.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *