Transporte de residuos peligrosos y no peligrosos

Transporte de residuos peligrosos y no peligrosos

La generación de residuos es algo inevitable, desde el ámbito doméstico al industrial siempre se generarán desechos, algunos son clasificados como peligrosos en función de su contenido y otros simplemente no lo son, la clasificación de estos según su riesgo se realiza en función a lo establecido en el artículo 3 de la ley de Residuos y suelos contaminados en el que se establece que los residuos peligros son aquellos que presentan características de riesgo como por ejemplo explosivos, que emitan gases tóxicos, infecciosos, corrosivo, entre otros, o aquellos que el gobierno considere como tal.

En general los residuos peligrosos o no deben ser desechados, y el proceso del transporte de estos está regido por una normativa que será abordada más adelante, así como de un protocolo de recogida que debe ser de obligatorio cumplimiento.

Proceso de recogida de residuos para su transporte.

  1. El paso principal para la recogida de los residuos es la clasificación del mismo y esta solo es posible tras la adecuada evaluación, en función a esto se podrá determinar el tipo de embalaje utilizado.
  2. Cuando se trata de residuos peligrosos el empaque de los mismos deberá hacerse en botellas, bidones o latas, dependiendo del material, en general la empresa encargada de la recogida y transporte de los residuos debe contar siempre con el contenedor ideal para cada uno de estos.
  3. Comprobado el tipo de residuo, empacado y verificada su adecuada contención, la empresa encargada del transporte deberá poseer la adecuada acreditación para el transporte de los residuos, así como un registro muy detallado acerca de la naturaleza del mismo.

Normativa legal del transporte de residuos peligrosos.

  • Cuando el transporte de los residuos peligrosos se realiza dentro del territorio nacional, la empresa encargada de llevar a cabo dicho transporte deberá dar cumplimiento a lo establecido tanto por la Unión Europea en materia de transporte, como lo establecido en la normativa que rige el transporte de sustancias peligrosas. En general las empresas destinadas al transporte de residuos peligrosos deberá portar la debida documentación, se trata de una notificación de la comunidad de origen de los residuos y de la de destino.
  • En caso de que el transporte de los residuos peligrosos se haga a escala internacional el protocolo a seguir es más exigente, esto debido a que el Ministro del Ambiente deberá cerciorarse de que los residuos a ser desechados no generarán afecciones en la salud de los habitantes o el equilibrio ecológico del país destino de dichos residuos.
  • Toda empresa encargada de la recogida y transporte de residuos peligrosos deberá presentar una comunicación a las autoridades competentes, además en todo proceso de transporte se debe contar con un documento que identifique los residuos.

Tipos de transporte.

  1. Cuando el transporte de las mercancías peligrosas o no peligrosas se hace por carretera, los vehículos deberán cumplir con las características necesarias para dicho fin, y los transportistas deberán ser formados e informados acerca de la naturaleza de dichos residuos.
  2. Si el transporte se realiza por ferrocarril, las vías utilizadas serán aquellas que rodeen las poblaciones, en caso que se requiera transportar estos residuos en vías aledañas a la población el proceso de carga y descarga del mismo deberá hacerse en el menor tiempo posible.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *