Las normas de circulación más increíbles del mundo

Las normas de circulación son imprescindibles para la seguridad de todos. Conocer y respetar el código de circulación es una obligación para los conductores, los ciclistas y también los viandantes. Antes de sacarnos el carné de conducir, la mayoría de nosotros desconocemos algunas de las normas que se incluyen. Durante nuestra etapa en la autoescuela aprendemos qué acciones podemos llevar a cabo en la carretera y cuáles están terminantemente prohibidas.

Sin embargo, no todos los códigos de circulación son iguales, ya que algunos recogen prohibiciones totalmente insólitas. ¿Sabías que en Japón la multa por salpicar a un peatón por pasar sobre un charco asciende a 50 euros? ¿Habías oído antes de que el código de circulación de Oklahoma recoge, expresamente, que está prohibido conducir mientras se leen cómics? En la entrada de esta semana, en Autoescuela Shepron queremos darte a conocer algunas de las normas de conducción más increíbles y curiosas del planeta.

 

Filipinas: dime qué matricula tienes y te diré si puedes coger el coche

Para intentar limitar el alto grado de contaminación y polución derivado de las emisiones de la industria y el tráfico urbano, algunos países optan por limitar la circulación de vehículos determinados días de la semana. Así, en la localidad de Manila (Islas Filipinas) los autos con matrículas pares circulan unos días concretos, mientras que los impares lo hacen otros. En Italia, sin embargo, las restricciones son de acceso, por lo que se contempla la prohibición de paso a determinados lugares unos días concretos de la semana.

 

Japón: cuidado con salpicar al personal

¿Quién no ha cogido el coche un día de lluvia y ha pasado sobre un charco, salpicando más de lo necesario a su paso? En nuestro país esta acción no está sancionada, aunque todos consideramos de mal gusto mojar a los viandantes a nuestro paso, especialmente, si se hace a propósito. Sin embargo, el código de circulación japonés establece multas de hasta 50 euros a los conductores desconsiderados que se atreven a los peatones.

 

Inglaterra: prohibido comer en el coche

En la patria de Shakespeare está terminantemente prohibido comer dentro del coche. ¿Será por lo engorroso que es comerse un plato de ‘fish and chips’? Ni los propios ingleses lo saben.

 

Nevada: elige bien tu vehículo

En esta localidad de Estados Unidos tienen una prohibición más que curiosa. Cuidado, porque debes conocerla si viajas hasta allí, sobre todo, si eres un amante de los animales. Si estás decido a ir al trabajo en tu camello, recuerda que puedes tener problemas con la autoridad. El reglamento de tráfico señala como un acto ilegal “conducir un camello por la autopista”.

 

Denver: racismo automovilístico

Esta extravagante prohibición podría considerarse una acción de racismo automovilístico. En la localidad de Denver (Colorado) las autoridades han prohibido conducir coches negros los domingos. Desconocemos la razón, aunque suponemos que los vendedores de coches alertarán a sus clientes a la hora de elegir el color.

 

Francia: obligatorio llevar tu propio alcoholímetro

En el país vecino tiene una ley por la que todos los conductores están obligados a llevar su propio alcoholímetro. Si no lo llevas, la sanción que te caerá es de once euros. La mayoría de los conductores optan por comprar un económico kit de usar y tirar que se comercializa al precio de tres euros. En España todavía no se contempla esta medida.

 

Moscú: vehículos impolutos

En la capital de Rusia está terminantemente prohibido conducir con el coche sucio. La multa por no cuidar la higiene de tu vehículo asciende a 40 euros. El típico ‘lávalo’ que aparece escrito en algunos de los coches de nuestro país sería algo impensable en Moscú.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *